*) ¿QUIÉN MANDA EN CASA?

Hemos hecho una clasificación no rigurosa de los temas que dominan el callejero. Está claro que no es una clasificación muy seria, pero es solo un ejercicio que nos ayuda a ubicarnos. De hecho algunos nombres podrían saltar de un tema a otro, dependiendo del punto de vista con que se mire. Una posible clasificación sería la siguiente:
  •  Nombres de hombres
  • Relacionados con la geografía
  • Relacionados con la naturaleza
  • Nombres de mujeres
  • Nombres de situaciones locales
  • Nombres relacionados con artes y oficios
  • Folklóricos
  • Relacionados con la ficción
  • Nombres que son fechas o del calendario
  • Nombres relacionados con acontecimientos históricos.
Basados en la cantidad de nombres que hay por tema y con todas estas licencias que nos hemos tomado la cosa queda así:


 1

Hombre

245

34,8%
2
Geografía
133
18,9%
3
Religioso
94
13,3%
4
Naturaleza
58
8,2%
5
Mujer
49
7,0%
6
Oficios
47
6,7%
7
Local
44
6,2%
8
Folklóricos
21
3,0%
9
Ficción
7
1,0%
10
Fecha
5
0,7%
11
Historia
2
0,3%


705




Está claro que los nombres de varón son los dominantes plenos del callejero. Además médicos, políticos y escritores-periodistas son los que más abundan. Entre ellos hay toda una gama de personajes que van desde el Virrey Morcillo hasta Antonio Fernández, un personaje popular. El origen y la forma en un personaje imprime su nombre en una calle tiene múltiples caminos, desde los más frívolos hasta los más elaborados y polémicos, pero esto será motivo de un artículo aparte.

La geografía, a manera e homenaje a pueblos, países, ciudades y lugares ocupa el segundo lugar estadístico. Aquí también vamos desde una “Avenida de la Mancha” hasta Bir Ganduz, un campamento saharaui, o desde Avenida de España hasta calle Vienne, un pequeño municipio francés.

Lo religioso es el tercer gran tema del callejero. Los nombres de santos y santas católicas abundan en nuestra ciudad motivado a la cultura y tradición española.

Los nombres relacionados con la naturaleza también son numerosos en la capital. La tradición campesina y agraria podría explicar muchos de estos nombres. “Calle la Luna” “Calle Olmo”, “Calle Aurora”

En quinto lugar, nombres de féminas. Esto hoy en día se ha convertido en un punto polémico y quizás con mucha razón, ya que la desproporción no solo con nombres masculinos, sino con otros en general ha relegado los nombres femeninos a un pobre 7% del total. Además entre ellos hay un 16% que son ficticios (“Aldonza”, “Madame Bovary”) Esto merece un artículo aparte.

Con nombres de Oficios un casi 7%, que van desde “Maestros Canteros” hasta “Informática” lo que refleja toda la evolución de nuestra historia.

En locales hemos incluido en acontecimientos de la misma zona de la calle “Plaza Catedral”, “Calle Seminario”.

En Folklóricos hemos colocados los indefinidos ¿Dónde colocamos “Calle Refranes” “Plaza Pelibayo” y otros más curiosos o inclasificables “Calle Hermandad”?

Algunas calles con nombre de fecha (“Primero de Mayo”) o acontecimiento histórico (“Batalla del Salado”). Quizás podrian ser un solo renglón ya que entre ambos apenas son un 1%.

Cada quien puede sacar conclusiones de esta estadística, pero visto lo visto nosotros pensamos que los nombres de las calles, al menos hoy en día deberían tomarse con seriedad y análisis. El proceso histórico, a veces espontáneo o caótico con el que hemos llegado hasta este momento puede ser visto hasta con simpatía. Pero creemos que vale la pena hacer un esfuerzo mayor para ir dignificando el callejero de nuestra ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario